Seleccionar página

3 formas en las que la neurociencia dispara tus ventas

Creado por Andrea Molina | Marketing | Mayo 14, 2021

¡NO OLVIDES COMENTAR Y CALIFICAR!

Bienvenida:

La neurociencia particularmente se aplica en otros campos, pero en ventas se ha vuelto un elemento imprescindible cuando se quiere «jugar» (en el buen sentido) con la mente del cliente y lograr que lleve un producto o servicio útil y que te genere beneficios. Mira lo que hemos encontrado.

  • La influencia impulsa el valor de su producto

El marketing de influencia llegó para quedarse, por lo que debes adoptarlo. Es el primer mandamiento de la neurociencia: influye antes de vender.

La influencia es tu capacidad para persuadir a otros a que adopten tu propia perspectiva. Tu crees en tu producto (por ejemplo, un curso en línea, un libro electrónico, un software, tu comida), por lo que, naturalmente, quieres que los demás también crean en él.

Tu capacidad para persuadir a los demás de esta manera apelando a sus emociones aumentará tus ventas. La influencia aumenta el valor percibido de tus productos.

Verás, las personas influyentes tienden a vender más productos. No es porque hayan creado el mejor producto, a veces, eso simplemente no es cierto, sino porque a lo largo de los años, han construido credibilidad. La gente confía en sus opiniones.

Por ejemplo, en el mundo de las ventas en línea, la gente confía en Amazon. Eso es porque Amazon congrega todo lo que necesitas y ha estado en el mercado por varias décadas.

Recuerda que influencia no es lo mismo que popularidad. No son intercambiables, aunque mucha gente los considera como tales.

Cuando vendes online, hacerte popular no debería ser tu objetivo principal. Dedica tiempo a desarrollar tu influencia. Se necesita tiempo, pero vale la pena el esfuerzo.

  • Venderse a sí mismo, antes que a tu producto / servicio:

No te equivoques: tu mismo eres un producto; y como cualquier producto, debes comunicar con éxito el valor de ese producto. Hasta que eso suceda, te resultará difícil vender tus productos o servicios reales.

El marketing por correo electrónico es la táctica de generación de leads más eficaz , seguida de los sitios web / páginas de destino y luego el marketing de contenidos. ¿Pero adivina que? Cada una de estas tácticas funcionará mejor cuando te vendas tu mismo primero y luego el producto. Pero ten cuidado y un plan B en mente: este tipo de marketing, a pesar de crecer en el último lustro, también ha disminuido su tasa de receptividad. Aquí una pequeña gráfica en inglés de parte de Right Hello:

consejos de ventas de neurociencia: tácticas en línea para la generación de clientes potenciales

Venderse a sí mismo no es un desafío insuperable. Hay muchas oportunidades en el mundo actual del marketing para atraer al cerebro humano (de allí la neurociencia). Sin embargo, con muchas oportunidades viene un aumento en la competencia.

En un mar de escritores, blogueros, autónomos, consultores, oradores públicos, reposteros, centros de reparación, fábricas, etc., ¿cómo se destaca entre la multitud?

Es simple: apasionarse por su producto.

Cuando te estás vendiendo a ti mismo, no te preocupa el dinero. Tu responsabilidad es educar las mentes humanas de los demás mientras transmites el mensaje central de su marca.

Aprender a venderte a ti mismo primero es fundamental para tu éxito. Independientemente del producto que ofrezcas a la venta, haz todo lo posible por conectarte y comunicar los valores fundamentales de tu marca a tus clientes potenciales.

  • Usa la neurociencia para vender solo los resultados, y no las promesas:

¿Estás vendiendo los resultados de tu producto?

Si no lo haces de manera constante, es probable que tengas dificultades para adquirir clientes potenciales calificados y aumentar la conversión y los ingresos.

En estos días, la mayoría de nosotros le estamos vendiendo a una nueva generación de clientes: los millennials .

Los millennials son un conjunto único de personas nacidas entre 1981 y 1995 y que representan el 26% de la población mundial. Más del 23% de los millennials tienen una licenciatura o un título superior, lo que los convierte en la generación más educada de la historia.

Incluso si los consumidores de hoy no se han graduado de la universidad, saben lo que buscan en un producto. Quieren resultados y no dejarán que la función de su cerebro humano se vea influenciada por una copia elegante que no les dé al menos un adelanto de los resultados que pueden esperar.

Para comercializar con éxito a este grupo de consumidores, necesitas una investigación y datos sólidos.

Un estudio realizado por Harvey Research sobre «Cómo vender con estudios de lectores de anuncios » encontró que «una de las principales razones para realizar un estudio de lectores de anuncios es obtener investigaciones que ayuden a su organización a vender publicidad».

Cuando esta investigación se documenta y los datos se comparten con los anunciantes, se convierte en un socio de marketing.

En publicidad, el resultado son los datos, es decir, las métricas procesables. Si tu producto ayudó a un cliente a aumentar la generación de oportunidades de venta en un 27%, esa es una métrica que puede utilizar para ganar más clientes.

¿Alguna vez te has preguntado cómo los introvertidos venden productos con éxito? Un introvertido es una persona cuyos motivos, acciones, preferencias sociales y funciones del cerebro humano se dirigen hacia adentro. Los introvertidos generalmente no disfrutan del comportamiento humano asociado con convencer o negociar.

Son reservados. Vender no es su tarea preferida, sin embargo, muchos de ellos terminan convirtiéndose en los mejores vendedores y jugadores poderosos de la industria.

Uno de los secretos de ventas que conocen los maestros introvertidos es que es mucho mejor vender los resultados de un producto, en lugar del producto en sí. La neurociencia nos habla de ello.

Vender el resultado puede compararse con pintar una imagen clara de su objetivo en un entorno futuro ideal, un punto en el tiempo en el que han superado su desafío o resuelto su problema con éxito, y exhibirlo en un estante.

Las personas que conocen a esa persona quedarán cautivadas por la promesa de lo que se ha hecho.

En otras palabras, tu producto no es el punto de venta, entonces, ¿por qué convertirlo en el centro de atención? Por ejemplo, en lugar de escribir los titulares de su texto con el nombre de tu producto, concéntrese en los resultados del producto.

Algunas formas de vender resultados en lugar de productos son:

  1. Lidera con el valor del producto, no con el título: si tu producto ayuda a las personas a reducir 5 horas de su semana laboral, comienza con eso. Es tu ventaja competitiva.
  2. Si tu oferta (por ejemplo, servicio, programa, curso en línea, etc.) ayuda a las personas a perder 10 libras en 60 días, deja que tu copy se centre en ese beneficio principal.
  3. Muestra los resultados del antes y el después: los entrenadores de fitness saben cómo utilizar imágenes y videos del “antes” y el “después” para mejorar la autoestima, inspirar a la acción y mejorar la función cognitiva positiva.

  4. Si estás buscando perder peso, ¿no te emocionarías al ver resultados sorprendentes de estudios de casos de personas como tú y luego descubrir que puedes hacerlo tu mismo?

  5. Lo mismo se aplica a los productos de maquillaje o tutoriales. Si has estado buscando un programa de capacitación en maquillaje y te encontraste con las imágenes de antes y después a continuación, ¿te gustaría saber más?:

consejos de venta de neurociencia - look antes y después del maquillaje

Al vender los resultados de un producto, en lugar del producto en sí, debes utilizar elementos visuales que permitan a tus clientes verse a sí mismos obteniendo los resultados que desean. No se limite a describir cómo se verá el resultado final; represéntalo con imágenes.

Incluso los científicos hacen ventas mediante la neurociencia.

¿Cómo venden los científicos al público la ciencia del cerebro, la neurociencia celular o la psicología experimental? El público no está naturalmente interesado en temas como la neurobiología del desarrollo, la neurociencia computacional, la resonancia magnética funcional o los sistemas neuronales.

Lo más probable es que los científicos no tengan resultados visuales para mostrar. En cambio, venden la validez de un estudio de caso y su importancia para apelar a la psicología cognitiva del lector.

  • ¿Aplica la neurociencia para cualquier negocio?:

No hay nada igual en el comercio.

Unos pueden vender cursos de tratamientos corporales, otros hamburguesas con queso triple, algunos más con revisiones a automóviles y para cada caso hay un universo diferente.

Vende entonces pensando en lo que les causará satisfacción DESPUÉS y solo después de obtener tu producto o servicio. Deja de vender características, sino lo que se consiguió con ellas.


 

Y busca otra entrada aquí en el blog, seguro verás algo que te interesa.

¡Un abrazo fuerte!

TODO LO QUE NECESITAS PARA COMENZAR, SIN COSTO

  • Inscripción, medios y recursos GRATUITOS.
  • Todas tus preguntas resueltas por profesionales.
  • PDF personalizado con el paso a paso de acuerdo a lo que quieras lograr.
  • Certificado de participación en la asesoria.
  • Sesiones telefónicas, de chat y/o correo con Andrea o Eladio.
  • No recibirás ninguna factura.
  • Promo por tiempo limitado.

Inscribete GRATIS aquí

TODO LO QUE NECESITAS PARA COMENZAR, SIN COSTO

  • Inscripción, medios y recursos GRATUITOS.
  • Todas tus preguntas resueltas por profesionales.
  • PDF personalizado con el paso a paso de acuerdo a lo que quieras lograr.
  • Certificado de participación en la asesoria.
  • Sesiones telefónicas, de chat y/o correo con Andrea o Eladio.
  • No recibirás ninguna factura.
  • Promo por tiempo limitado.

Inscribete GRATIS aquí

0 0 votes
Article Rating
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Abrir chat
1
Hola, estamos en línea ahora mismo.
¿Cómo podemos ayudarte?

 

Fórmate siempre GRATIS
con las mejores publicaciones

Genial. Estás suscrito y ahora comenzaremos a enviarte nuestras mejores entradas y recursos de alta calidad sin ningún costo.

Ocurrió un error. Intenta de nuevo recargando la página, por favor.